Avanzamos en prevención de desastres

Es normal que en México tiemble, pero no que los sismos se conviertan en catástrofes, recalca el director general del Cenapred.

De 1985 a la fecha, México ha experimentado un avance importante en materia de prevención de desastres relacionados con sismos, no sólo en infraestructura, sino también en ordenamientos legales y actitud ciudadana, consideró Carlos Miguel Valdés González.

En entrevista, el director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) expuso que, a raíz de los sismos de 1985, en México se diseñaron e implementaron reglamentos de construcción estrictos relacionados con movimientos de tierra.

Además, hay una infraestructura urbana importante que permite reaccionar de mejor manera ante emergencias ocasionadas por este tipo de sucesos.
Expuso que es preciso estar preparados para reaccionar ante la presencia de sismos, ya sea de pequeña o gran
magnitud.

Destacó que hay técnicas que no son costosas que pueden implementarse desde el ámbito doméstico hasta los conjuntos habitacionales y colonias.
Además, destacó la importancia de contar con seguros para hacer frente a posibles pérdidas materiales derivadas de un temblor.
“En la parte social, debemos llevar a cabo simulacros con nuestra familia(…) Debemos estar prevenidos”.

De acuerdo con el director general del Cenapred, en México es normal la ocurrencia de sismos. Tan sólo el año pasado se registraron 15,000.
“Es normal y común que tiemble, lo que no debe ser normal es que los sismos se conviertan en desastres, por eso hay que estar preparados y prevenidos. Prevenir es vivir”, puntualizó.

alejandra.ayala@eleconomista.mx

El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *