Pan de Muertos la tradición que perdura

Tlacolula de Matamoros, Oax. (30/10/2017). La Panadería, uno de los más nobles oficios se resiste a morir y en plena temporada de la fiesta de muertos, resucita y se encuentra más viva que nunca.

Las restricciones medicas de no comer pan, los precios que se elevan cada año ha colocado este oficio entre la vida y la muerte; pero es en estas fechas cuando los panaderos aprovechan para tener una buena vendimia.

Los panes es uno de los productos mas adquiridos no solo para los altares sino también para la visita a los panteones, según las tradiciones en cada comunidad.

Son las cuatro de la mañana y la gente con canastas y cajas de cartón hacen fila para ser los primeros en adquirir el tradicional pan de Muertos en la comunidad de Tlacolula de Matamoros ubicada a escasos 30 minutos de la capital del estado.

La tradición de elaborar panes está arraigada de generaciones y guardan celosos la receta familiar del pan de canela o de mantequilla preferidos por toda la comunidad y sus alrededores.

Por décadas la señora “Tere” como todos la llaman se ha dedicado a la elaboración de pan y en esta temporada de fiestas de muertos es cuando junto a sus 5 hijos e hijas le ponen mas empeño para sacar adelante el negocio familiar.

El aroma se esparce por más de dos cuadras y poco a poco la compra se convierte en una convivencia. Doña Tere les ofrece a sus clientes un chocolate, un pedazo de Pan, lo cual los alienta después de haber madrugado por sus panes.

Aquí todos los panes son recién horneados… Los trabajadores trabajan a marcha forzada, solo se escucha el ruido de las mezcladoras pero nadie puede ver el proceso, advierten.

Poco a poco van saliendo espigueros de 10 y 12 charolas con los panes cubiertos de ajonjolí con pequeñas caritas hechas de harina y pintadas de colores diversos.

A penas los primeros rayos del sol empiezan a caer cuando la fila se observa a por lo menos dos o tres cuadras, mientras una joven de alrededor de 27 años se apresura a meter los panes en las cajas cuyos precios van desde los 12, 25 pesos.

En el mercado municipal de Tlacolula también llega mucha gente quienes prefieren el marquezote, un pan elaborado a base de huevo, es uno de los panes más típicos del lugar y costo oscila entre los 25 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *