Ellas fueron a India para iluminar Oaxaca

En una remota aldea ubicada en la costa del Pacífico de México, un pescador de 62 años, José Barriento, se relaja después de la cena en una hamaca hecha a base de cuerdas en una habitación oscura con paredes de bloques de hormigón y techo de metal corrugado. La única luz provenía de la pantalla parpadeante de un televisor, un lujo que era imposible en esta comunidad hasta que su esposa, Norma Guerra, se convirtió en una “mamá solar”.

Barriento y Guerra son residentes de toda la vida de Cachimbo, una población empobrecida de alrededor de 60 personas ubicada en un islote en el estado de Oaxaca, donde abundan las palmeras, hay pocos caminos y la lluvia escasea. Tampoco había electricidad, por lo que todos usaban velas o lámparas de queroseno. Guerra, de 52 años, dejó de ir a la escuela después del cuarto año de primaria y pasa la mayoría de los días ayudando a su esposo a preparar y vender pescado que, en una buena semana, puede llegar a generarles unos 3 mil pesos de ingresos.

En 2013, Cachimbo dio un pequeño paso hacia la modernidad. Bajo un peculiar programa diseñado para empoderar a las comunidades rurales más marginadas de todo el mundo, Guerra y otras tres mujeres de la localidad fueron a Indiadurante seis meses para capacitarse como técnicos eléctricos. A su regreso se dedicaron a instalar docenas de paneles solarespaquetes de baterías y cables que ahora funcionan para encender las luces y los electrodomésticos en todo el pueblo.

“Cachimbo fue difícil, muy feo y siempre oscuro“, afirmó Guerra, mientras se sentaba en una silla de plástico verde bajo el techo de palma de su patio. “Si no tienes luz, te caes. Ahora cambió bastante con los paneles, porque te puedes acostar más tarde, los niños pueden hacer sus tareas en la noche. Para las mujeres, más que nada es bueno porque uno trabaja en la cocina, en la casa y los hombres pueden hacer sus trabajos. Con la luz todo es más fácil ahora que hay iluminación”.

Leer más: http://www.elfinanciero.com.mx/bloomberg-businessweek/ellas-fueron-a-india-para-iluminar-oaxaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *