Jumil o chinche de monte parte de la gastronomía oaxaqueña

Comer insectos en nuestro estado es parte de la variedad y riqueza gastronómica, los chapulines, las chicatanas, los gusanos de maguey, y el jumil o chinche de monte, son sólo algunos de los muchos platillos que conforman nuestra gastronomía.

Los beneficios son múltiples, ha quedado demostrado médicamente que los insectos aportan proteína de alta calidad, vitaminas y aminoácidos para los humanos, además de energía para quienes los consumen.

Muy pocas personas quizás conozcan el jumil o chinche de monte, insectos que tienen un olor y sabor característico proveniente de los tallos y las hojas de los cuales se alimentan, y se dan principalmente en los estados de Guerrero, México, Hidalgo. Morelos, Oaxaca y Veracruz.

En Oaxaca, en la región de la costa oaxaqueña es una de las zonas donde se consumen los jumiles, en donde es una tradición degustar este platillo exótico en todas las familias, principalmente en las diferentes variedades de salsas con el jitomate asado o en guacamole, y es acompañada generalmente en una tortilla como taco o en los frijoles, caldos, cómo acompañante.

Son los meses de noviembre y marzo en donde se dan las chinches de monte, que en los cerros se esconden debajo de las hojas de los cafetales, por lo que los habitantes de las comunidades acuden a “atraparlos”, principalmente para su consumo personal, pero también para su venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *