LORENA MERINO AHORA QUIERE LLEVARSE A SU MOLINO A FRAGUAS

Agencias

Una más de Lorena Merino Martínez, ahora intenta chantajear al gobierno de José Antonio Hernández Fraguas para que le dé permiso de vender ropa en la ilegalidad, cobijada por una supuesta protesta que instaló sobre la calle de Flores Magón afuera del palacio de gobierno, en espera de que Alejandro Murat le siga llenando los bolsillos a ella y su familia.

Con total impunidad, Lorena ahora quiere ostentarse hasta como jefa de inspectores al pretender regentear la vía pública y seguir violando los derechos de libre tránsito a la población.

Y es que este sábado los inspectores municipales les decomisaron prendas de textiles que ofertaban a turistas de todo el mundo cobijadas por su protesta, en la que afirma que ha sido objeto de violaciones a sus derechos humanos, justificando a la vieja usanza su competencia desleal con el pequeño comerciante y empresario que cumple con sus impuestos, paga la renta del local, luz y servicios telefónicos, hasta de video vigilancia.

Con el chantaje y la victimización, Lorena pretende exigir al gobierno de Fraguas uno más de sus “derechos”, cuando en un primer logro retiró de esa calle nada más y nada menos que 120 puestos semifijos que obstruían esta vialidad que es de uso para las y los peatones y no contaban con los permisos correspondientes, según consta un comunicado oficial emitido el 25 de noviembre de 2017.

Fiel a su forma de operar a través de la descalificación, violencia y agresividad, Merino llegó con tres mujeres indígenas al palacio municipal en la plaza de la danza donde con gritos y consignas exige al presidente municipal resuelva sus demandas, cuando solo es su responsabilidad que no se instalen puestos ambulantes en la calles y que ha sido un reclamo de la sociedad.

Esta mujer no debe tener más peso que una sociedad que cumple con la ley y peor aún que siga recibiendo cantidades millonarias de dinero, vehículos, cepillos dentales y hasta agua embotellada porque la señora no tiene porqué sufrir carencias.

Entre los gustitos que le han cumplido sobresale un apoyo mensual de 114 mil 253 pesos, que al final del año representaron un Apoyo de un millón 371 mil 036 pesos, algunos viviendo fuera de Oaxaca y otros en Estados Unidos.

Por concepto de Alimentación, se le han otorgado 34 mil 319 pesos mensuales, sin embargo, para presionar y chantajear al Gobierno de Alejandro Murat, se ha negado a cobrar los 12 meses de 2017. También, se ha negado a cobrar los 12 meses de 2017, por concepto de Insumos personales, por un monto de 8 mil 483 pesos.
Logramos investigar que los cheques correspondientes están depositados en la Dirección Administrativa de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO) que, afortunadamente, hasta ahora, no ha cedido a las presiones y chantajes de Lorena y sus incondicionales.

Al mismo tiempo, Merino Martínez se ha negado a recibir los apoyos por concepto de Despensas durante los 12 meses de 2017, con un monto mensual de 41 mil 151 pesos. Las 480 despensas que se ha negado a recibir, pretextando que no está de acuerdo con su contenido, están depositadas en el almacén del DIF Estatal y equivalen a 493 mil 812 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *