Sobreviven a los tiempos las fiestas de las Mayordomías

Oaxaca, Oax. Las Mayordomías en Oaxaca son parte de la labor social en las comunidades, llenas de gran misticismo, color, tradiciones, cultura y fe que se ejercen por todo un año y a su cumplimiento termina con toda una semana de actividades.

Desde hace siglos en las comunidades continúa arraigada esta tradición y prueba de ello es que se llevan acabo con todos los rituales y actividades que convergen en venerar a los santos.

En San Dionisio Ocotepec, perteneciente a Tlacolula de Matamoros se vive esta semana. El pasado 7 de octubre se celebró la máxima fiesta en honor a la Virgen del Rosario y posteriormente el 9 de octubre en honor a San Dionisio Obispo, imagen patronal de la población que se venera desde el siglo 3 cuya imagen se encuentra en Francia.

Se dice que Después de que le cortaran la cabeza,  Dionisio lo recogió y caminó diez kilómetros desde la cima de Mont Mars o  Montmartre, predicando un sermón durante todo el camino.En la práctica tradicional católica romana, San Dionisio es honrado como uno de los Catorce Ayudantes  Santos. Específicamente, Dionisio es invocado contra la las brujsz  y los dolores de cabeza, y junto con Santa Genoveva es una de las santas patronas de París.

Es así como se vive en grande esta fiesta en su honor y  con un año antes se nombra al mayordomo  quien será el encargado de velar por todo un año que  su Santo  tenga las flores y le procurará el cuidado  posteriormente organizará la fiesta en su honor, como una calenda, la misa  en el día principal de la fiesta.

En este mes de octubre se realizan las Mayordomías y fiestas más grandes en esta comunidad con toda la cultura que en marca a las familias quienes dan su guelaguetza para las celebraciones.

Desde un mes antes, los mayordomos encargan las velas de Concha en Teotitlán del Valle las cuales son decoradas con Flores cuyo molde era una concha mar.

Ya llegada la Fiesta Patronal, los mayordomos organizan la calenda; las canastas florales y marmotas salen de la Iglesia entre cohetes para ir por los mayordomos quienes encabezaran el recorrido  con sus velas de concha y flores para el altar en la víspera de la celebración.

Llegado el día la celebración de la misa, posteriormente un almuerzo y la comida con todos los mayordomos de la Iglesia y con los invitados de la festividad.

Es Así como entre fiesta, fuegos artificiales y catolicismo se viven las Mayordomías que terminan con la entrega de los recursos recaudados en la Iglesia, los kilos de cera de veladoras y velas que los creyentes prendieron durante un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *