Taibo II investiga al FCE; “no me voy a tocar el corazón”

Para Paco Ignacio Taibo II todo sigue viento en popa. De acuerdo con el escritor, el equipo jurídico de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ya trabaja en modificar el artículo (de la Ley de Entidades Paraestatales) que le prohíbe ser director del Fondo de Cultura Económica (FCE) por no ser mexicano de nacimiento. “Con un poco de suerte, para el 1 de diciembre estará resuelto”.

“Entró el debate al Senado, en la Comisión de Cultura, sobre la modificación a esta Ley que no sólo me afecta a mí sino también a otros. Es muy absurdo, resulta anticonstitucional; el artículo 1 (de la Constitución) te dice que tienes igualdad de derechos y aquí te los recortaban”, explica.

El historiador y promotor cultural cuenta que tuvo una breve charla telefónica con López Obrador sobre el tema: “Nosotros somos internacionalistas, esto es un absurdo, se resuelve”, le dijo el presidente electo.

Ante este panorama, Taibo II continúa puliendo lo que será su programa de trabajo al frente de la editorial mexicana. Asegura que bajo su dirección habrá un cambio de “estructura, de línea editorial, de funcionalidad y de reducción de salarios. Propuse reducir mi salario a una cuarta parte de lo que gana Carreño”, dice. Aunque no pudo constestar con exactiud de cuánto es el monto.

La institución que hereda. El autor de libros como Pancho Villa, una biografía narrativa afirma que su primer reto será “parchar una institución muy burocratizada. El Fondo se ha vuelto una especie de cementerio para elefantes políticos, donde lo que priva es hacer colecciones para quedar bien con no sé quién, hacer libros que nadie sabía por qué se hacían, publicaciones muy caras y para élites académicas”, comenta.

Agrega: “hay cosas que no me gustan nada, pero no quiero hacer denuncias sin tener exactamente pruebas en la mano, tanto del Fondo, como de Educal, como de la Dirección General de Publicaciones”.

El escritor reconoce que ha solicitado información sobre en qué condiciones concluye la administración de José Carreño, actual director del FCE. “No es una bronca personal. La investigación está en proceso, estamos preguntando y recibiendo información. La reforma que le hicieron este año al Fondo lo que hace es privilegiar la creación de una burocracia administrativa sobre los que hacen los libros. No queda claro por qué se había hecho esta reforma, que sin duda es infuncional (sic) para una editorial”.

—¿Hasta dónde llegará esta investigación?

—Hasta donde haya que llegar, no me voy a tocar el corazón para cerrar un cajón donde había una mano metida. Pero limpiarlo de posibles pequeños latrocinios o grandes o medianos no es el problema fundamental. Hay que limpiarlo de ineptitud y volverlo a poner al servicio de quien siempre tuvo que estar: de los lectores.

Leer más: EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *