Aprueba Consejo General ajustes al presupuesto del INE para 2019

 

 

  •  La reducción por 950 MDP no afectará las funciones sustantivas del INE y el ejercicio de los derechos políticos y electorales de la ciudadanía
  •  Se instruye al Secretario Ejecutivo para formalizar ante la SHCP la solicitud de ampliación presupuestal por 619.2 MDP
  •  El recorte presupuestal representa una vulneración a la autonomía e independencia del INE: Lorenzo Córdova

 

 El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó hoy el presupuesto del Instituto para el ejercicio 2019 por 10,397,209,394 pesos para su gasto operativo, y de 4,965,828,351 pesos para el financiamiento público de los Partidos Políticos Nacionales.

Sesión Extraordinaria del Consejo General.

El monto de 10 mil 397 millones de pesos aprobado, es menor en 950 millones de pesos (8.3%) respecto del Anteproyecto de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2019 que aprobó el Consejo General del INE en noviembre pasado, por un monto de 11 mil 347 millones de pesos, el cual ya incluía un esfuerzo institucional de austeridad y racionalidad, que lo convertía en el presupuesto más bajo aprobado desde la creación del Instituto en 2014. Incluso, para la aprobación del anteproyecto de presupuesto, el Consejo General redujo en 671 millones de pesos la propuesta original de las áreas ejecutivas del Instituto.

Para afrontar el recorte que aplicó la Cámara de Diputados, el presupuesto aprobado hoy en sesión extraordinaria,considera ajustes en el presupuesto base debido a la reducción de diversos conceptos de gasto, tales como: materiales y útiles de oficina; productos alimenticios para el personal; combustibles y aditivos para vehículos; servicio telefónico convencional; congresos y convenciones; asesorías; pasajes aéreos y terrestres de servidores públicos y viáticos nacionales.

Adicionalmente, las direcciones ejecutivas y unidades responsables del INE realizaron importantes esfuerzos dereducción presupuestal al cancelar o disminuir los alcances y metas de diversos proyectos estratégicos.

La aprobación del ajuste presupuestal aprobado privilegia el desarrollo y ejecución de las responsabilidades constitucionales y legales del INE, asumiendo con plena convicción y compromiso las tareas que le corresponden, como son la emisión y producción de más de 15 millones de credenciales para votar, el monitoreo de los tiempos del Estado en radio y televisión, el fortalecimiento del sistema de partidos políticos, y el fomento de la cultura democrática, a fin de garantizar los derechos fundamentales de millones de mexicanos.

El Instituto garantiza también el cumplimiento de sus obligaciones en la organización de las cinco elecciones locales que se celebrarán este año en Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas; es decir, la autoridad electoral nacional cubrirá prioritariamente los 619.2 millones de pesos que representan el costo en las tareas del INE para organizar los procesos electorales locales, sin que en ningún momento se ponga en riesgo la integración de las más de 16 mil casillas que se instalarán el próximo 2 de junio.

Estos ajustes no comprometen ni perjudican los derechos laborales del personal que colabora en el Instituto.

De los 950 millones de recorte, el INE asume mediante un esfuerzo adicional, la reducción de 330.8 millones de pesos a través de la disminución de gastos de operación y de proyectos que le permitirán generar economías; sin embargo, el déficit de 619.2 millones de pesos restantes, no pueden ajustarse porque significaría la cancelación o el incumplimiento de obligaciones fundamentales del Instituto, por lo que el Consejo General instruyó al Secretario Ejecutivo solicitar formalmente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público una ampliación presupuestal por esa cantidad, que le permita al Instituto no poner en riesgo compromisos y obligaciones en el segundo semestre del año, y cumplir a cabalidad y en tiempo con todo lo que el marco constitucional y legal le mandatan.

 El INE seguirá siendo garante de la democracia mexicana: Lorenzo Córdova

En sesión extraordinaria, el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello, sostuvo que este recorte coloca al INE en una situación de insolvencia para cumplir con sus facultades y sus obligaciones, y “representa una vulneración a su autonomía e independencia”, pero el Instituto “no dejará de ser garante de la democracia mexicana y de los derechos de la ciudadanía”, subrayó.

Córdova Vianello afirmó que nunca en la historia del Instituto Nacional Electoral y antes el IFE, se le había colocado en una situación de insolvencia, y para “evitar que el impacto del recorte afecte a las y los ciudadanos en sus derechos, vulnere las condiciones de equidad de la competencia política, impida la realización de elecciones libres y auténticas o afecte los derechos de los trabajadores del INE”, se tomarán temporalmente recursos del capítulo 1000 –servicios personales-, correspondientes a los últimos meses del 2018.

Córdova Vianello confió en que, en breve, el INE y el Gobierno Federal, con responsabilidad y respeto a las competencias y autonomía de la autoridad electoral, solucionarán este problema financiero al que fue sometido el órgano electoral nacional.

Enseguida, la presidenta de la Comisión Temporal de Presupuesto, Claudia Zavala, sostuvo que el recorte de 950millones de pesos “atenta contra la independencia porque se quiere someter al INE por la vía del presupuesto”.

“El INE cumple una función de Estado y ésta debe realizarse con la mayor pulcritud, transparencia, exactitud técnica y logística, pero, principalmente, con la más amplia coordinación y sincronía con la ciudadanía, porque lo que está en el fondo es nada más y nada menos que la recepción y el procesamiento legal y totalmente público de la voluntad ciudadana, respecto de quién quiere que los gobierne”, estableció.

La Consejera Zavala afirmó que el INE cumplirá con todas sus obligaciones legales y constitucionales y garantizará los derechos de la ciudadanía, por lo que mantendrá el diálogo con las instancias competentes y realizará todas las acciones legales para resolver de fondo este problema.

Posteriormente, la Consejera Dania Ravel recordó que el INE es una institución dotada de personalidad jurídica y patrimonio propios, que no depende jerárquicamente de ningún poder o entidad, además de que tiene la facultad para autorregularse, la capacidad de decidir sobre los asuntos que son propios de la autoridad electoral nacional, y la facultad de definir y proponer su presupuesto.

“Estoy convencida de que depender de una ampliación presupuestal para el cumplimiento de nuestras funciones, de alguna manera violenta la autonomía institucional, al hacernos tomar determinaciones respecto a decidir qué obligaciones legales cumplir en tiempo y forma y cuáles obligaciones podemos postergar; se está violentando la autonomía institucional”, aseveró.

El INE seguirá cumpliendo sus obligaciones con la ciudadanía: consejeros

El Consejero Ciro Murayama explicó que el recorte más grande al presupuesto del INE se da en un contexto de crecimiento del gasto público del Estado mexicano. “El Presupuesto de Egresos aumentó en 5.6% de 2018 a 2019 en términos reales; es decir, no estamos en crisis del equilibrio entre ingresos y egresos públicos, ni en escasez de recursos del gasto de un año a otro, sino en expansión presupuestal”.

Por lo tanto, afirmó el Consejero Murayama, “no hay elementos objetivos desde la óptica de las finanzas públicas del Estado mexicano que sustenten la decisión de afectar de manera drástica el presupuesto, la operación y las atribuciones del INE, por eso no podemos simplemente callar”.

La Consejera Pamela San Martín hizo énfasis en que el INE debe cumplir con sus atribuciones y actividades, pero debe hacerlo con los “candados” que establece la ley, los cuales buscan dar certeza, pero traen consigo un costo adicional.

“No es lo mismo imprimir una boleta electoral en papel seguridad que en papel bond, el costo asociado es muy distinto. No es lo mismo armar paquetes con la presencia de partidos que sin la presencia de partidos, el costo asociado a los espacios físicos que se requieren es muy distinto. No es lo mismo tener a ciudadanas y ciudadanos que sean nuestros vecinos seleccionados aleatoriamente para que sean funcionarios, que reciban la votación, que algún otro mecanismo en el que pueda haber una selección, que no implique recorrer el país para visitar a 13 por ciento de la Lista Nominal”, ejemplificó.

Posteriormente, el Consejero Enrique Andrade destacó que, con el ajuste aprobado, no está en riesgo la organización de las elecciones de este año en Aguascalientes, Baja California, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo, ni por supuesto en Puebla, ya sea con la asunción total de la elección o no.

“El INE va a participar en las elecciones de este año a pesar del recorte presupuestal, y casi 13 y medio millones de ciudadanos de estos seis estados podrán acudir a las urnas con la confianza con la que acudieron el año pasado”, enfatizó.

El Consejero Benito Nacif mencionó que el INE es la institución que debe garantizar derechos como el de formar partidos políticos, el derecho a militar en los mismos, el derecho a disentir, el derecho de tener un cambio político a través de las elecciones y el derecho a deshacerse de los malos gobiernos a través del voto.

“Y para garantizar estos derechos con autonomía e independencia, la propia Constitución le da al Instituto la atribución para formular su propio presupuesto”, dijo.

El Consejero Marco Antonio Baños recordó que, durante la aprobación de su presupuesto, el Instituto Nacional Electoral proporcionó toda la información técnica que fue requerida por los diputados y por las nuevas autoridades hacendarias del Gobierno Federal, la cual justificaba las partidas de esta institución.

Por lo anterior, argumentó, “es desacertado que después en un esquema de declaraciones del propio Presidente de la Junta de Coordinación Política se hagan señalamientos de que, si en el INE revisan sus partidas y las ajustan de nueva cuenta, podría salir con los recursos que se tienen”.

La Consejera Adriana Favela, señaló que el Instituto desarrollará con toda puntualidad las funciones que tiene encomendadas en la organización de los comicios locales donde se instalarán más de 16 mil casillas.

Asimismo, añadió, “seguirá garantizando la gratuidad en la expedición de la Credencial para Votar tanto en el territorio nacional como en el extranjero que es producto de un procedimiento complejo que implica la actualización del Padrón Electoral y la Lista Nominal de Electores, así como la operación de los Módulos de Atención Ciudadana, ubicados en lo largo y ancho de nuestro país”.

Finalmente, el Consejero Jaime Rivera refrendó el compromiso del Instituto Nacional Electoral de cumplir con la ciudadanía y continuar trabajando por la garantía de sus derechos.

“Vamos a proteger los derechos ciudadanos, derechos como el derecho a la identidad, al voto libre, a participar en elecciones auténticas, que para hacerlo también tienen que ser elecciones equitativas; vamos a proteger derechos asociados a la regulación y al fortalecimiento del sistema de partidos”.

El Consejero José Roberto Ruiz, anunció la emisión de un voto particular debido a que tiene una visión distinta al resto de las y los consejeros electorales y mencionó que, en su opinión, hay áreas de oportunidad al interior del INE.

Fuente: INE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *