Trabajadores de SSO exigen al gobernador del estado destitución de Virginia Sánchez Ríos

COMUNICADO

Trabajadores sindicalizados de las Jurisdicciones Sanitarias del Istmo de Tehuantepec, Valles Centrales, Sierra Norte, Mixteca y Costa, pertenecientes a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), demandan al Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, la destitución inmediata de Virginia Sánchez Ríos, como Jefa de la Unidad de Enfermería de la Dependencia, pues su prepotencia, arrogancia, falta de ética y profesionalismo han estancado al gremio desde que ella asumió dicho cargo.

 ​Los trabajadores de Salud, informan que a Virginia Sánchez Ríos, le quedó grande el paquete de coordinar a las enfermeras de todo el estado, ya que esta labor exige una alta responsabilidad, férrea disciplina y trabajo en equipo, atributos que no reúne la funcionaria, pues su actitud protagónica, intromisión y usurpación de funciones han dejado en evidencia sus intereses personales por figurar, y no por aportar elementos para construir una sociedad más sana y fuerte.

 Los sindicalizados amenazan con cerrar oficinas estatales y realizar estrategias para ampliar su protesta, pues de esta manera pretender ser escuchados y atendidos por funcionarios con capacidad de resolución, ya que hasta el momento no se ha removido a esta persona carente de humanismo.

 Los inconformes lamentaron que Virginia Sánchez Ríos forme parte de la Comisión Permanente de Enfermería en el Estado de Oaxaca, pues hasta el momento no ha hecho nada para fortalecer los servicios de salud a través del uso efectivo de los recursos, por el contrario, se dedica a obstaculizar el trabajo y labor de las Jurisdicciones Sanitarias, colocando a amigas, comadres, recomendadas y familiares en puestos directivos.

 Los denunciantes solicitaron la intervención del Secretario General de la Sección 35, Mario Félix Pacheco y le piden haga tangible el acuerdo emanado del pleno estatal de delegados, cuya petición unánime fue la salida de esta pésima funcionaria, indolente y sobre todo prepotente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *