Son las calles de mal estado dolor de cabeza de oaxaqueños


Miguel Ángel Maya Alonso 

Son las calles en mal estado lo que los oaxaqueños consideran el problema más grave para el municipio de Oaxaca de Juárez, seguido por la falta de alumbrado público, por la delincuencia y los embotellamientos. 

Un total de 335 mil personas de la ciudad de Oaxaca cree que la principal problemática del municipio son los baches, así lo revela la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) en su informe del mes de diciembre del 2019. 

La otra problemática que ubica la sociedad oaxaqueña, siete de cada 10 personas (308 mil personas), es la falta de alumbrado público de acuerdo con el ENSU que es elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

La delincuencia (robos, extorsiones, secuestros, fraudes) les preocupa a 302 mil personas en la ciudad de Oaxaca, mientras que las fallas y fugas en el suministro de agua potable es una problemática constante para 299 mil personas. 

El ENSU señala que las calles y avenidas con embotellamientos frecuentas es causa de preocupación para 282 mil personas, y los mercados y Central de Abasto en mal estado incomoda a más de 270 mil habitantes de la ciudad de Oaxaca. 

A seis de cada cuatro oaxaqueños que viven en la capital del estado les preocupa el transporte público deficiente, mientras que a cinco de cada 10 les preocupan las coladeras tapadas por acumulación de desechos, los parques y jardines descuidados y la Falta de tratamiento de aguas residuales. 

En menor medida a los habitantes de la ciudad de Oaxaca les preocupa la Ineficiencia en el servicio de limpia y recolección de basura, las deficiencias en la red pública de drenaje y los problemas de salud derivados del manejo inadecuado de rastros. 

A nivel nacional la principal preocupación, al igual que en Oaxaca son los baches, pero en segundo lugar se encuentra la delincuencia, la tercera preocupación de los mexicanos es el alumbrado público insuficiente, seguido por las coladeras tapadas por acumulación de desechos, por las fallas y fugas en el suministro de agua potable y las calles y avenidas con embotellamientos frecuentes. 

Fuente: EL PAJARO VAQUERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *