Promesa incumplida de gobernador, Sitibús no arrancó en enero

Miguel Ángel Maya Alonso

El gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, aseguró que para este mes iniciaría operaciones el Sistema Integrado de Transporte (BRT), coloquial ente conocido como Sitibús, lo que no sucedió.

“En principio vamos a repavimentar con concreto hidráulico no solamente el área del Sitibus, sino también la vía especialmente de la Central de Abasto; estamos hablando en principio de 12 kilómetros, con un costo estimado inicial de alrededor de 100 millones de pesos”, declaró en diciembre del 2019 el mandatario estatal.

Cabe recordar que año con año desde el 2014, los gobernantes en turno hacen la promesa de iniciar con las operaciones este sistema de transporte, sin que hasta el momento esto ocurra.

Lenta petición de cuentas

Son nueve exfuncionarios públicos los que fueron requeridos por la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental del Estado de Oaxaca para que expliquen las obras que se ejecutaron en el Sistema Integrado de Transporte.

“Hay una revisión al tema, se está solventando, el área administrativa se está resolviendo, lleva sus tiempos, en este caso hay nueve personas que se le han requerido para que se presenten”, dijo José Ángel Díaz Navarro, titular de esta dependencia en entrevista posterior a su comparecencia ante el Congreso del Estado.

El proyecto inició en el 2014 y fue inicialmente conocido como Apoyo a la Movilidad Urbana y Renovación de Parque Vehicular en la Ciudad de Oaxaca. En total son 43 las unidades las adquiridas, por las que se pagaron 124 millones 959 mil pesos, que quedó registrada en el contrato CADF-SA-DA-ADQ-010/2014.

“Lo mejor es que vayan, porque cuando no se presentan va a la siguiente instancia y esto se complica. Estamos trabajando sobre esto y si hay responsabilidades sobre esto pues se realizarán las sanciones correspondientes”, señaló Díaz Navarro respecto a las personas requeridas.

En total, la inversión para el Sitibús fue de mil 244 millones de pesos, que constaría de tres terminales de integración, dos estaciones base, nueve paradas especiales, 18 estaciones intermedias, tres patios de servicio, un centro de control y recaudo, en ocho kilómetros desde Trinidad de Viguera hasta Santa Cruz Xoxocotlán.

“De entrada lo que tendría que revisarse es todo el monto de lo ejercido, claramente cuanto tú ves, si se realizó una obra, se compraron también los autobuses, lo que te quiero decir es que no se haya hecho nada”, explicó el contralor.

Actualmente y a falta de mantenimiento, la obra presenta un visible deterioro, tanto del concreto como de las paradas, que han sido parcialmente retiradas, mientras que las terminales en muchos casos han sido invadidas por vendedores ambulantes.

“Ahorita lo que se está revisando son los mecanismos que sé que se ejercieron para su ejecución y contratación, al final de cuentas es una obra que se contrató con un fin, un monto y una acción específica a realizarse”, dijo Díaz Navarro.

 “El problema con el Sitibús es que es una obra que se hizo y que no se echó a funcionar, si esa obra estuviese funcionando, quizás no tendríamos el problema de una obra que se hizo y que no está funcionando”, señaló el contralor.

Fuente: EL PÁJARO VAQUERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *