Investigan a 6 funcionarios por filtración de fotos en caso Ingrid

El sábado 8 de febrero, Fabiola Montserrat Regalado Guerrero cumplió tres años desaparecida. Las tres personas que la vieron por última vez son las principales sospechosas para su familia, sin embargo, la Fiscalía de Jalisco opina lo contrario.

Faby”, como le decían de cariño, es una joven estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Cuauhtémoc, en Zapopan. Tiene cabello largo y castaño, ojos verdes, nariz respingada y pequeña, boca mediana, complexión delgada, pesa 72 kilos, mide 1.69 metros y desapareció cuando tenía 22 años de edad.

El día que desapareció asistió a la escuela y al trabajo. Al terminar con las actividades del día, “Faby” llegó a su casa y no volvió a saberse nada de ella. Su carro fue encontrado afuera de su domicilio.

Hasta la fecha, su familia la sigue buscando sin contar con un apoyo total de las autoridades responsables del Protocolo Alba, instancia encargada del seguimiento del caso y quien emitió la ficha de desaparición con una fecha y una descripción equivocadas.

Rosa María Guerrero, madre de “Faby”, recuerda que la titular de Protocolo Alba Jalisco, Ruth Virginia Morán Flores, le ha pedido, en diversas ocasiones, “tiempo, paciencia y confianza”; sin embargo, a tres años de la desaparición de su hija, las palabras ya valen muy poco frente a las nulas acciones de funcionarios públicos y de la Fiscalía de Jalisco, que les han hecho para encontrar a la joven.

En la sala de su casa se amontonan decenas de fojas que conforman el expediente de investigación y búsqueda de Fabiola Monserrat Regalado Guerrero. En ellas se notan marcas de colores indican hechos relevantes que no han sido investigados, así como irregularidades en la integración del expediente.

Todo esto se acompaña de notas y recordatorios que la familia ha hecho para no olvidar ni dejar de insistir a quienes dicen investigar su caso en aquellos elementos que consideran importantes para hallar a Faby, pero que funcionarios de la Fiscalía de Jalisco afirman que son dificilísimos de conseguir.

Esto que parece imposible de conseguir son los estados, saldos y movimientos que se han tenido en la cuenta de banco de “Faby”, misma que sigue activa a pesar de su desaparición.

“Yo trabajé por más de 25 años en un banco y perfectamente sé que si piden las cosas de manera adecuada no sólo nos pueden dar estos documentos, sino también otros datos relevantes como: desde dónde se hacen los depósitos, por qué cantidades, dónde es que se cobran y cuánto dinero aún se mueve en la cuenta de mi hija y lo más importante quién o quiénes son las que realizan esos depósitos y retiros”.

De acuerdo con un reportaje de ZonaDocs, cuando Fabiola Regalado Guerrero fue desaparecida, ésta residía en la colonia Las Águilas; ahí compartía la casa con otras tres personas (dos mujeres y un hombre). Sin embargo, tras su desaparición es poco lo que se sabe de ellos y es poco lo que la Fiscalía ha hecho para localizarlos.

Lo que hoy saben, tras una petición de antecedentes penales solicitada a la Fiscalía General de la República es que estas tres personas tienen en Guerrero antecedentes y denuncias por su presunta participación en delitos como: trata, robo de identidad y secuestro.

    Ellos fueron los últimos en verla; ellos fueron quienes después de su desaparición tuvieron en su carro; ellos fueron los que comenzaron a decir que “Faby” no estaba desaparecida, sino que se había ido de viaje. Yo creo que ellos saben qué pasó con mi hija, pero en la Fiscalía no los han investigado. Imagínese andan por ahí libres y mi hija todavía sigue desaparecida, pero eso sí me dicen todo el tiempo que ya casi van a ir por ellos

En tres años, su familia ha tenido cinco ministerios públicos, media decena de policías investigadores y un par de funcionarios a los que les asignaron su caso hace un año y a quienes no conocen porque no se han presentado con la familia ni de darles alguna información sobre lo que supuestamente están investigando.

Desde que “Faby” fue desaparecida el 8 de agosto de 2017, la cantidad de mujeres que se han reportado como desaparecidas en Jalisco es alarmante, pues según datos del Sistema de Información de Víctimas de Desaparición en Jalisco están actualmente desaparecidas 1,077 mujeres; el 51 por ciento de éstas desapareció en los últimos tres años. Una de estas mujeres que fue desaparecida y aún no es localizada es Fabiola Monserrat Regalado Guerrero.

Pistas llevan a Guerrero

Tras la desaparición de “Faby”, la Fiscalía informó que buscaban rastros de ella en Guerrero.

Aunque reconoció que no tiene pistas claras sobre el móvil de su desaparición el 8 de febrero pasado, la dependencia indicó que algunos testimonios señalaban que ella se encontraba en aquella entidad con amigos suyos.

Los agentes investigadores realizaron cateos, peritajes en el vehículo de ella y pruebas del polígrafo entre sus amistades, sin que haya indicios sobre si su desaparición es forzada o voluntaria.

Lo último que se supo de Fabiola es que se dirigía de su trabajo hacia Las Águilas, donde tendría una cita con un amigo, a la que nunca llegó.

Fuente: LA SILLA ROTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *