5 datos curiosos sobre la Revolución Mexicana que no te dicen los libros

Hoy se cumplen 110 años del inicio de la Revolución Mexicana y hay que admitirlo, probablemente ya estemos aburridos de escuchar las mismas historias una y otra vez.

Que si Porfirio Díaz se fue exiliado del país, que si los caudillos, que si Victoriano Huerta… todo eso ya lo sabemos desde que éramos niños. 

Por eso, para este aniversario de la Revolución Mexicana platicamos con la historiadora Margarita Espinosa Blas y el divulgador de la historia y escritor Alejandro Rosas, quienes nos contaron algunas curiosidades poco conocidas sobre este acontecimiento.

Así que si tienes ganas de aprender más sobre la historia de México, acá te dejamos 5 datitos poco conocidos sobre la Revolución.

Madero le avisó a sus enemigos cuándo se levantaría en armas

La historia de México está llena de planes políticos como el de Ayutla, Ayala, Iguala… pero el plan con el que Madero inicia la Revolución en 1910, el Plan de San Luis, es el único en que el personaje le avisa a su enemigo el día, la fecha y la hora exactas en la que se levantaría en armas.

Alejandro Rosas nos contó que Madero escribió textualmente que invitaba al pueblo mexicano a levantarse en armas a partir del domingo 20 de noviembre de 1910 a las 6 de la tarde. 

    “Yo creo que eso fue de influencia espiritista porque es increíble que le haya avisado a sus enemigos de sus planes”, agregó.

En este video puedes enterarte de esta y otras curiosidades de la Revolución, distintas a las que leerás en este texto. Lo hicimos a manera de trivia, así que te vas a divertir:

Pancho Villa: actor y mujeriego

Margarita Espinosa explicó que según varios estudios, se calcula que Pancho Villa tenía alrededor de 27 mujeres, entre esposas y compañeras. La esposa ‘oficial’ o reconocida era Luz Corral.

    “Villa era considerado como un líder nato, que no fumaba ni bebía, sólo tenía una adicción por las mujeres”, mencionó Espinosa.

Además, algunos consideran que era un hombre sumamente inteligente con un alto coeficiente. En 1910 se presumía que no sabía leer, entonces se cree que todas sus estrategias militares estuvieron inspiradas en lo aprendido en el campo.

Y algo sorprendente: Villa participó en varias películas en los inicios del cine Hollywoodense. En ellas se representaba a él mismo y se dice que ganaba 25 mil dólares por cada participación.

Álvaro Obregón, el general invicto sin mano

    “Álvaro Obregón fue el único de los generales invictos de la Revolución Mexicana. Le ganó a todos, incluso a los que antes habían sido sus aliados, como Pancho Villa, pero el costo fue perder su antebrazo derecho con todo y mano”, contó Alejandro Rosas. 

El 2 de junio de 1915, Obregón perdió su brazo y “él contó que para encontrarlo le dijo a sus hombres que fueran al terreno donde había sido la batalla y ahí elevaran una moneda de oro por todo lo alto para que desde ahí saliera la mano y tomara esa moneda”, relató.

Obregón bromeaba mucho con esa situación, pero lo interesante es que quién sabe por qué a la política mexicana se le ocurrió que era muy buena idea conservar su mano.

Años después, donde se construyó el monumento a Álvaro Obregón en San Ángel, en el Parque La Bombilla, lugar donde fue asesinado, se podía ver la mano original, hasta 1989, cuando estaba a punto de desintegrarse y la familia decidió quitarla por completo.

La banda del automóvil gris

Durante esta época también había muchos casos de corrupción ocasionados por la Revolución y uno de los más sonados fue el de ‘La banda del automóvil gris’.

    “Esta banda criminal utilizaba un automóvil gris y a mediados de 1915 entraban a las casas con órdenes falsas para saquear lo que se podía. Se sostiene que actuaba de manera clandestina, pero sí había un reconocimiento y promoción desde las filas carrancistas”, explicó Margarita Espinosa.

La historiadora mencionó que muchas de las órdenes de cateo que tenía la banda estuvieron firmadas por el general Pablo González, lugarteniente de Venustiano Carranza.

    “Entonces cuando empezó a ser un asunto más público, se atrapa a ‘La banda del automóvil gris’ y salen a la luz estos actos de corrupción e impunidad que privaban también en una época de inestabilidad”, mencionó.

La banda se hizo tan famosa que en 1919 llegó al cine en una película documental de Enrique Rosas, donde se mostraron escenas verídicas de sus actos criminales.

Díaz y Zapata, fans de la comida francesa

Es muy conocido el amor que Porfirio Díaz le tenía a Francia, pero Emiliano Zapata también era muy fan de un punto en particular de la cultura francesa: su gastronomía.

    “Cuando Zapata tenía algo de dinerito que le sobraba, porque además tenía a sus caballos y se dedicaba a la arrería y otras cosas, se iba a un restaurante en Cuernavaca a comer comida francesa. Tomaba cognac francés, no mezcal o aguardiente que él fabricaba, y fumaba puros de la Habana”, contó Alejandro Rosas.

Por otro lado, cuando Porfirio Díaz iba rumbo a su exilio en un barco que salió desde Veracruz, el dictador recibió un gran banquete de despedida.

    “El viaje se lo regaló una compañía alemana y en el transcurso le ofrecen un banquete de despedida que consistió en un menú típicamente francés de la épica: caviar, filete, espárragos, quesos, frutas, café”, explicó Margarita Espinosa.

Fuente: Animal MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *