Otra persona murió horas después de ser vacunada contra COVID-19 en México

La secretaria de Salud de la Ciudad de México, Olivia López Arellano, informó que una persona murió luego de haber recibido la vacuna Pfizer contra COVID-19, en Azcapotzalco.

“Salió de observación, se quedó dormida (la persona) y falleció desgraciadamente”, explicó López Arellano.

La funcionaria de Salud, durante la conferencia de prensa de la jefa de Gobierno de la CDMX de este lunes, aseguró que no se han presentado casos graves de efectos adversos, luego de la aplicación de la vacuna contra COVID-19, en el sitio; únicamente el que el domingo se le reportó de una persona que había sido vacuna en Azcapotzalco.

“Solamente ha habido reacciones leves a la vacuna en sitio, sin mayor problema, excepto una que se reportó ayer, que podría estar asociada a la vacuna pero se descartó.

Esa persona sí fue vacunada, después de un cierto tiempo que salió de la observación, cuando llegó a su casa se quedó dormida y falleció desafortunadamente. Y lo que se hizo fue la investigación epidemiológica de inmediato y lo que tenía esta persona era ya un enfermo cardíaco ya grave, hipertenso, diabético y que también incluso estaba bastante avanzada su enfermedad que su cateterismo había tenido que ser pospuesto por no estar en condiciones de hacer esa intervención.

Entonces fue un infarto , fue una persona que desafortunadamente había sido vacuna en la mañana, pero como ya se señalaba, están estos adultos muy frágiles, muy enfermos, muchas veces puede coincidir un evento y no es relacionado con la vacuna”, explicó la secretaria de Salud de la CDMX.

López Arellano señaló que solo han sido alrededor de 10 eventos los que se han presentado de molestias en adultos mayores, luego de la aplicación del antígeno.

“El resto son alrededor de unos 10 eventos de molestia, de cierto dolor en articulaciones, pero no hay mayor problema”.

Explicó que la investigación epidemiológica arrojó que “era un paciente muy frágil”.

“Esto es lo que encontramos y la brigada epidemiológica que fue, es que era un paciente muy frágil, ya enfermo crónico, con una enfermedad cardíaca crónica, que se había complicado en los últimos meses e incluso en febrero había estado hospitalizado”.

La funcionaria explicó cuál es el protocolo a seguir, por parte de las autoridades, cuando se presenta un caso sospechoso asociado a la vacunación.

“Para descartar (que la muerte esté relacionada con la vacuna) se hace toda la investigación epidemiológica, se hace el interrogatorio a los familiares, se revisan –si se tienen– pruebas de laboratorio, pruebas de… como es el caso en esta situación, se tenían varios de los estudios, los antecedentes de enfermedad de la persona que falleció, y se toma la muestra (COVID-19).

O sea, eso es lo que se hace, en términos generales; es un estudio epidemiológico estandarizado de (inaudible) y se reporta tanto a nivel local como a nivel nacional…

Cuando ocurre un evento así –o un cuadro de enfermedad que se habla al 911 y se tiene que hospitalizar– se da un seguimiento epidemiológico de inmediato, se traslada una brigada para hacer todo el, digamos, el estudio epidemiológico del ESAVI, que es un Evento Sospechoso Asociado a Vacunación o Inmunización –esas son las siglas del ESAVI–, para asegurarse que no está vinculado a la vacunación, o seguir investigando si es que, probablemente, pudiera estar asociado a la vacunación. Entonces, eso se hace siempre, se toma también una muestra para descartar COVID y en este caso fue negativa”, subrayó López Arellano.

Alemania, Francia, Italia y España suspendieron la aplicación de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus

Los países tendrían que seguir usando la vacuna anticovid de AstraZeneca, afirmó el lunes la responsable científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyos expertos se reunirán sin embargo el martes para analizar la seguridad del fármaco.

“No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca”, dijo Soumya Swaminathan en una rueda de prensa en Ginebra, luego que varios países suspendieron el uso por temores ligados a coágulos sanguíneos en varias personas vacunadas.

“Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna”, añadió.

EFE/ Kai Försterling

La científica también señaló que, de momento, los beneficios de la vacunación son mayores que los riesgos que conlleva el covid-19.

“Según lo que hemos visto hasta ahora en los datos preliminares, no hay aumento del número de casos de episodios tromboembólicos”, agregó.

La institución anunció, no obstante, que el martes se reuniría su grupo de expertos para analizar la seguridad del fármaco desarrollado por el laboratorio anglosueco.

El grupo de expertos “se encuentra en estrecho contacto con la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y nos reuniremos mañana” martes, dijo el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *