Truenan magistrados del TEPJF; acusa Vargas golpe de estado

Hoy, mientras se daba inicio a la sesión pública del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cinco magistrados pidieron hacer una evaluación sobre el desempeño del magistrado presidente José Luis Vargas Valdez.

“En virtud de que son atribuciones de los magistrados electorales las que sean necesarias para asegurar el correcto funcionamiento del Tribunal y que cualquier integrante del pleno puede someter a consideración de la Sala Superior propuestas adicionales a la orden del día, solicito someter a los integrantes del pleno, en esta misma sesión pública, el punto relativo al análisis de las funciones y desempeño de la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, propuso el magistrado Felipe de la Mata.

En las últimas semanas, el magistrado presidente ha estado en la controversia por las indagatorias que realiza la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a la evolución de su patrimonio denunciado enriquecimiento inexplicable y lavado de dinero.

El punto propuesto, sin estar agendado, fue respaldado por los colegiados Janine Otálora, Felipe Fuentes Barrera y Reyes Rodríguez Mondragón; la magistrada Mónica Soto y el magistrado presidente se opusieron a analizar este asunto.

“No estén intentando o provocando un golpe de estado porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia y pretender ocupar la posición que hoy tengo como presidente y para la cual y recordarán ustedes me eligieron”, advirtió Vargas Valdez a sus colegas.

En diversas intervenciones, el magistrado presidente del Tribunal electoral afirmó que la propuesta carece de fundamento constitucional toda vez que el desempeño de su cargo es vigilado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y anualmente entrega un informe a sus pares donde se ponen a evaluación el ejercicio de su encargo.

“Les advierto que el punto no esta a consideración de este pleno”, sostuvo.

En su intervención, la magistrada Mónica Soto alertó a sus pares que intentar llevar como un punto a discusión la evaluación al desempeño de José Luis Vargas Valdez al frente del Tribunal violentaría el carácter de la sesión que esta abocada únicamente a resolver temas jurisdiccionales electorales.

En ese sentido, el magistrado presidente advirtió que de continuar con ese punto, los magistrados promoventes caerían en la obstrucción de la justicia electoral que es considerado un delito.

“De no hacerlo así, señalo, estarían ustedes, como ya lo dijo la magistrada Soto, obstruyendo la justicia electoral y déjenme decirles que eso constituye un delito y es en ese sentido les pido platiquemos si hay inconvenientes fuera de esta sesión pública pero no así donde ustedes interrumpan de manera sorpresiva y con esta mayoría que han creado”, argumentó Vargas Valdez.

Antes de suspender la sesión para hacer un análisis en privado con los demás magistrados, el presidente del Tribunal afirmó que no está en sus planes renunciar a la titularidad de ese órgano colegiado y que de tener inconformidades con su desempeño, sus pares están en todo su derecho de enviarle por escrito la evaluación a su desempeño.

“No está en mi intención renunciar, si ustedes desean evaluar mi desempeño y presentar su evaluación por escrito la recibiré, la leeré con mucho detenimiento para mejorar las labores del Tribunal”, dijo.

Fuente: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *